BLOG

LA JUNGLA: UN BUEN DÍA PARA MORIR – ADIOS MCCLANE

By
on
18 febrero, 2013

pOSTER jUNGLA5

Empecemos…porque esto tiene tela, telita…

John Moore…, su último trabajo Max Payne, con eso creo que lo digo todo, pero bueno…ahora nos ha “regalado” una quinta parte de La Jungla de Cristal, una película que hace que incluso mire mal a sus antecesoras que tengo en las baldas de mi casa junto con el resto de mi colección. ¿Que te ha pasado McClane? ¿Qué te han hecho?.

El McClane que yo conozco, hubiese ido a Rusia con el ceño fruncido y al igual que en la cuarta entrega en donde todo el tema tecnológico le superaba y se mostraba a la perfección en un guión mucho mejor escrito, esta situación de Rusia, como menos, tendría que haber sido otro personaje mas, con mucho peso en la película y desgraciadamente ocurre todo lo contrario.

Aquí nos encontraremos con una Rusia que es un mero decorado, una serie de clichés, donde incluso un helicóptero militar puede cargarse a tiros un edificio a pleno día sin que ocurra nada o donde robar un coche cargado de armas hasta los dientes es tan típico como levantar un tiesto en EEUU y coger la llave de casa.

jungla5_SESIONCINEFILA

McClane es o mejor dicho, lo han convertido, en una parodia de si misma elevada a la vergüenza ajena, un tipo capaz de llegar a Rusia y crear el caos en sus carreteras y autopistas en una persecución laaargaaa, aburrida, tediosa, donde destruye todo lo que se le cruza por el camino (y cuando digo es todo) y teniendo sendos accidentes que matarían al mas pintado, pero aquí no tenemos al McClane que sufría por tener los pies ensangrentados por andar sobre cristales, noooo, aquí tenemos la versión T-1000 de McClane,  un ser que da igual quien le dispare quien le persiga, solo la radiación hace que se medio preocupe.

Por en medio tendremos una relación padre hijo, que no se la cree nadie, no se la creen ellos y no se la cree su guionista Skip Woods, un guionista de medio pelo que deambula por Hollywood haciendo de las suyas y que no duda en volver. Lo que no entiendo es la aparición en los créditos del difunto Roderick Thorp, novelista que creó La jungla de cristal y que por lo menos se merece el honor de no aparecer en algo tan aberrante que le pueda hacer levantarse de la tumba.

Ya no voy a hablar de los demás actores, secundarios, extras, etc… los cuales me parecen que tal y como se ha desarrollado la película hacen lo que pueden sin mayor gloria que el salir airosos de tal embarcada, una embarcada que abusa de los planos cerrados, que nos muestra sus carencias en un formato tan extraño en la saga como grande le queda al director, por no hablar del virus “Paul GreenGrass” que hace presencia en forma de movimientos de cámara incesantes incluso en momentos que no ocurre nada, nadie se mueve…ni el momento lo pide, ¡Viva el Parkinson Camaril!. Trucos del sector para mantener al espectador-medio  entretenido con fuego de artificio, “La película es una basura…¡pero mira como se mueve todo y como te meto 300 planos en un segundo!…Guuuaauu!!!”, si fuese en blanco y negra y muda, ya seria el colofon!!

Una película que no necesitaba que fuese otra secuela de La Jungla de Cristal, un flaco favor a la saga que después de esto pide a gritos que se la deje en paz, porque lo que esta claro es que lo más fácil es que vaya a peor, que la gente vaya al cine a ver a McClane y confunda explosiones y persecuciones absurdas con lo que realmente han sido sus otras películas, incluso la segunda parte.

Mi recomendación, película a esquivar si queréis mantener vuestro buen juicio a flote.

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Joseba García
Bilbao

Hola, desde sesioncinefila.com intentare compartir mi gran pasión por el séptimo arte, desde el cual hablare de todo el cine que vea, festivales y de los proyectos personales. Director Cinematográfico en ciernes, por la ECPV (Escuela del Cine del País Vasco) y Diseñador Gráfico de profesión. "Klaatu Barada Nikto"

Categorías