BLOG

LA ENTREGA – ME INTERESA…AHORA MENOS…AHORA MAS, VAYA SE ACABO.

By
on
2 octubre, 2014

Existen ciertas películas que por su plantel de actores, su director o vete tu a saber que, hacen que en tu interior germine la curiosidad e incluso la autoconvicción de que “esta película tiene que ser, por lo menos, de buena para arriba…” y la cruda realidad es, que salvo contadas excepciones en la que “algunos” “casi” siempre cumplen, muchas de estas autoconvicciones acaban por los suelos, lo que suele ser casi peor, que ir sin pensar, ni saber absolutamente nada.

Esta semana llevo vistas 4 películas en 4 días en el cine, “Lasa y Zabala”, “Phoenix”, “Ciencias Naturales” y la que ahora nos ocupa, “La Entrega”. Ninguna me había vuelto arrastrar a escribir, cosa que hace un tiempecito que no hago, y no quiero decir con eso, que no sean dignas, otras películas en estos meses me han parecido muyyyy buenas, pero el tiempo, el desconectar, etc… hacen que en según que momentos el cuerpo no me pida “marcha”.

 

La Entrega, me trasladaba un aroma a “Mátalos Suavemente”, a poder ver una película de cierto genero negro, con un Gandolfini en una de sus ultimas interpretaciones, que haciéndolo a un 50% de lo que hizo en “Mátalos Suavemente” me hubiese satisfecho, a un Tom Hardy en un momento de gracia pudiendo repetir la fenomenal interpretación en de “Warrior”…. perooooo, no ha sido el caso o por lo menos no en el grado que yo esperaba, no es tampoco un esperpento, ni mucho menos, pero es una montaña rusa de “interés” que la verdad no creo que se haya graduado de la mejor manera.

La película comienza con un plano bastante ambiguo para al final a través del enfoque…, tampoco pidamos composiciones superartisticas, descubrirnos que narices eran esas lucecillas borrosas, por cierto…lo de los desenfoques y rascadas varias, estarán a la orden del día en toda la película, al estilo Boyhood, que no me desagrada, pero siempre esta bien decirlo.

Descubriremos que lo que no apreciabamos, es una calle y a través de un pequeño travelling a ras de suelo, veremos llegar unos pies evitando un charco. Desde ese momento y en una pequeña introducción de pies y piernas yendo y viniendo, notaremos un cierto tufillo a intentar hacer algo “parecido” a lo “Extraños en un tren”, claro… Hitchcock lo hizo por algo y encima te daba y se tomaba su tiempo para que tu empezases a darle esa tercera o cuarta dimensión a la película, pero claro… si aquí se hace muy corto, no llega a aportar prácticamente nada y encima me lo esta radiando una voz en off…ufffff!!! apaga y vámonos. Y es que, cada vez odio más y más, las voces en off puestas para explicar lo que se esta viendo, lo cual denota o falta de seguridad o que se piensan que somos idiotas.

Así a bote pronto, esta película se queda muyyy lejos de Mátalos Suavemente, por personajes, por guión, por interpretaciones, escenarios, etc, etc… digamos que podría compararse con “La venganza del hombre muerto” e incluso el personaje de Noomi Rapace, hace prácticamente lo mismo, lo que pasa es que aquí cambian las formas. Una de las excusas podría ser que esta basada en un relato corto, pero claro, si tu preparas una película eso se suele solventar, es cierto que no todo el mundo “estira” el chicle de la misma manera y aquí creo que ni lo intentaron, se debió quedar pegado en una de las suelas del inicio.

Tom Hardy, me parece un estupendo actor, pero en esta interpretación su “tic” o forma “pasmada” de llevar el personaje, era como un puño tocando en la puerta de mi cabeza diciendo, “psss, oye que esto no lo hago por nada eeehh”, en cada escena, en cada dialogo “importante” era como una preparación de algo, como el que coge carrerilla para saltar. El barrio, no me da “mal rollito”, el tema policíaco,…como si no estuviese e incluso, existe una escena donde se da pie a una introducción más en profundidad por parte de uno de los personajes policíacos…y ahí se queda la cosa, frentes abiertos que o no se resuelven, o no tienen una gran evolución. Queda suficientemente claro que esta película se basa y se aferra a lo cotidiano, a lo normal, deja de lado los mafiosos, las peleas, para intentar dar “mal rollo” e interés en las cosas más banales, como idea y propuesta me parece fascinante, pero….

Gandolfini es (no voy a decir era) un fantástico actor, llena la pantalla tanto por tamaño como por poder interpretativo y carisma e incluso arrastrando su personaje más carismático, el de Los Sopranos. Pero volvemos a lo mismo de antes, me interesa bastante el planteamiento, hacia el nudo todo empieza a volverse casualmente un mero tramite y el interés decaé, para cuando me quiero dar cuenta, varios personajes me importan un pepino y en un “tris, tras” me encuentro con el final de la película y pensando, ¡coño! ¡que empiece la película ahora!, pero NO, fundido a negro y un montón de letras, que me importan prácticamente lo mismo que la mitad de la película, me dejan bien clarito que…“cést fini”

Estéticamente me gusta, fría, desasosegante, completamente atemporal, algo que en este tipo de películas se agradece y que le sube unos cuantos enteros, con unas buenas interpretaciones, sobre todo la de Tom Hardy, pero que te dejan el sabor agridulce de haber presenciado un bosquejo de lo que podría haber sido.

Aun metiendole un poco de caña 😉 sigue siendo una película muy por encima de lo que se ve últimamente en el cine y que merece ser visionada, aunque para mi esté bastante por debajo de Mátalos Suavemente.

 

 

 

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT

Joseba García
Bilbao

Hola, desde sesioncinefila.com intentare compartir mi gran pasión por el séptimo arte, desde el cual hablare de todo el cine que vea, festivales y de los proyectos personales. Director Cinematográfico en ciernes, por la ECPV (Escuela del Cine del País Vasco) y Diseñador Gráfico de profesión. "Klaatu Barada Nikto"

Categorías