Joseba García
Bilbao

Hola, desde sesioncinefila.com intentare compartir mi gran pasión por el séptimo arte, desde el cual hablare de todo el cine que vea, festivales y de los proyectos personales. Director Cinematográfico en ciernes, por la ECPV (Escuela del Cine del País Vasco) y Diseñador Gráfico de profesión. "Klaatu Barada Nikto"

Categorías
BLOG

ARRIVAL – PLACER PARA LOS SENTIDOS

By on 7 Octubre, 2016

Arrival llega de tapadillo, en silencio, sin las fanfarrias de los blockbusters o la última película del tal o cual director más viviente de tiempos mejores que de sus últimas películas…

Denis Villeneuve uno de los mejores directores del panorama actual, cómplice y socio involuntario de ese grupo de directores que se aferran al ostracismo, dejando el cine “comercial actual” para aquellos que no se arriesgan, para los que crean esas películas de Marvel copiando temas musicales de otros autores, haciendo que absolutamente nadie sepa tararear una canción de los últimos superheroes, dejando los estribillos de Star Wars, Superman, Indiana Jones, Tiburon, Encuentros en la tercera fase…, en el Olimpo de los que se arriesgan, de los que quieren crear emociones paralelas al nivel de las imágenes que les acompañan.

Pude ver Arrival en el Festival de San Sebastian y sin duda, creo que fue la mejor película que allí se proyecto junto a la ganadora China, hecho que confirma lo que llevo diciendo muchos años, el cine asiático es el mejor cine del panorama actual, por algo más o menos parecido a lo que estoy diciendo sobre Villeneuve, es un cine que deja mucha libertad de creación incluso en directores noveles, autores que año tras año nos presentan operas primas que triunfan por medio mundo.

Arrival es una historia intimista, protagonizada por Amy Adams en el papel de una profesora y experta en lingüística que es reclutada por el ejercito americano para intentar comunicarse con una de las 12 naves que se han situado a lo largo del planeta tierra.

La sinopsis o excusa de la película, puede sonar a Independence Day, pero como digo, simplemente es la excusa y en ese aspecto, muchas películas pueden ser calcadas, otro tema es qué quiera contarnos la película realmente y Arrival nos propone una trama secundaria increíblemente maravillosa, con un mensaje precioso, emocionante y que llegara a todas aquellas personas que películas como el Arbol de la vida, Winter sleep, Amor, Knight of cups, Blue Valentine… les llegue a tocar el corazón.

Muy pocas veces, y menos en los tiempos que corren, podremos llegar a ver en las salas comerciales, una película que transpire tanta pasión, delicadez y gusto por parte del director a una obra escrita y lo que ello evoca, más que lo que le rodea.

Villeneuve se toma todo el tiempo del mundo en cimentar una historia que ya de por si juega con el tiempo de una manera muy especial, su comienzo, digno de alabar, me retrotrae a lo que es el inicio de Incendies o incluso el inicio de Enemy, una descripción total, de lo que es la película y  lo que Villenuve nos va a contar, no se si este “tic” se repetirá en Blade Runner, ya que si bien Incendies y Enemy son sus películas menos comerciales y para mi las mas redondas, los “rebotes” a esas grandes películas, como Prisioneros o Sicario, carecen, aun siendo muy buenas, de ese “tic” y finura.

En Arrival pasa algo muy parecido, tiene ese aura de comercial, por el genero que toca, pero es mucho más cercana a Incendies y Enemy, parece otro salto de fe, una demostración de lo que puede dar al genero y por ende lo que Blade Runner puede ganar con el, harina de otro costal es lo que le dejen hacer o hasta donde puede estirar el chicle, pero se repite el mismo patrón, grandes películas de autor, seguidas de buenas películas más comerciales.

Villeneuve crea un universo muy especial en Arrival, una estructura, que de forma oculta, poco a poco se nos va presentando a través del metraje de la película, de forma inteligente, demostrando que su Director hace las cosas con premeditación y alevosía, generándonos preguntas y situaciones que elevaran el interés en todo lo que esta pasando, para llegar a un final donde el mensaje de la película hará un gran lazo con su inicio y nos regalara un paquete que cada persona tiene que decidir si abrir o no, si emocionarse y preguntarse muchas cosas, o correr un tupido velo y pensar que este Villeneuve “se le ha girado la pinza”.

Si la película coquetea con la ciencia ficción de forma magistral a lo 2001, (atención a varias escenas y su inspiración en ella), Villeneuve sabe que los recursos cinematográficos de los grandes directores están para ser usados de forma magistral y Hitchcock nos regalo el “Arenque rojo”, por ello Villeneuve lo usa de varias maneras, pero la más importante para mantener la atención del espectador medio en algo tan llamativo como “las armas”, un “Arenque rojo” que vale tanto para los espectadores como para algunos de los personajes de la película, una forma magistral de dar mensaje interno y externo, de simbolizar pensamientos y actos de sus personajes, para crear un acto reflejo en sus espectadores.

Las grandes películas de ciencia ficción usan elementos extraordinarios e imaginativos para contar las mas simples y llanas bajezas del ser humano y sus más complicadas e intrínsecas sensaciones y motivaciones, quedarse solo con la capa exterior y no llegar a dibujar ni un 2% de lo que hace Arrival, es lo más común en el genero, por mucho que me llenes la pantalla de efectos especiales y situaciones irracionales, como puede ser el caso de Gravity, que necesita de un final tan panfletoide para dar poso y sentido a una película que se perdió en su primera capa.

No es una película fácil, requiere de mucha autocrítica del ser humano y su forma de actuar, pero también su forma de vivir, sentir y pensar. Nos pondrá en una tesitura complicada, en un papel que nadie querría, pero si el cine se creo para algo, es para películas como esta.

Arrival entra en ese grupo de películas que ofrecen algo tan sentimental y de tal calado psicológico, que se sale de la necesidad de argumentar si es “una obra maestra del cine”, si falla en el acto tal o cual, o si su ritmo viene o va, sus puntos positivos son suficientemente buenos como para agarrarnos a ellos y disfrutar plenamente, aunque nos deje con el cuerpo torcido y la cabeza dando vueltas, eso visto por algunos como algo malo, es la incomodidad de no tener un final feliz típico made in USA, de dejar el peso y el poso más allá de los créditos, en la cabeza de todo espectador ávido de querer reflexionar sobre muchos temas que realmente entiendo que sean incomodos.

Es mucho mejor salir del cine pensando que uno puede bajar al coche, poner la música a tope y pisar el acelerador a lo Toreto, que pensar en las taras que tiene el ser humano y la forma de superarlas.

Ultimatum a la tierra de Robert Wise, es un buen ejemplo de lo que puede ser Arrival en cierta manera, ya que esta va más allá, no se queda con el mensaje de como es el ser humano ante algo que no entiende o controla, de la falta de comunicación y entendimiento entre nosotros mismos, el mensaje por excelencia de la película, va en consonancia con su propia estructura y genera una pregunta (sin entrar en spoilers) interna que como ya digo puede ser y es incomoda, pero que en el fondo tiene un mensaje precioso.

Fotografía exquisita, con una composición que habla por si sola, dejándonos escenas absolutamente icónicas y significativas, como puede ser el primer acercamiento a una de las naves o los planos de Amy Adams en absoluta soledad junto con la forma que se usan los flashbacks.

Banda sonora precisa y muy poco intrusiva, dejando la mayor de las importancias a los sonidos diegéticos, con un montaje y ritmo que desde mi punto de vista le viene como anillo al dedo a la película, aunque eso si, lejos de los montajes epilépticos que inundan las salas comerciales.

En definitiva, otra película de uno de los genios destinados a marcar un antes y un después en el mundo del cine.

Como se dice por muchos sitios, tiene algo de Contact, de Interstellar…pero son cosas obvias por los temas que trata, al igual que puede tener cosas de Enemigo Mío o incluso el Club de los poetas muertos y la famosa frase que dice el personaje de Robin Williams “Carpe diem. Vive el momento”.

Villeneuve un genio

Y os recomiendo que veáis su cortometraje “Next Floor” que os dejo aquí debajo, con un mensaje muy en la linea y estilo de todas sus películas, magnífico.

 

TAGS
RELATED POSTS
2 Comments
  1. Responder

    TTDROMER

    9 Octubre, 2016

    tengo unas ganas increíbles de ver esta película, tengo pendiente de ver Enemy y tras leerte mañana mismo me pongo a verla, gracias por el artículo, da gusto leerlo. saludosss.

  2. Responder

    belenco

    9 Octubre, 2016

    Amy Adams, me encanta como actriz, el día del estreno estoy como un clavo en el cine.

LEAVE A COMMENT