BLOG

12 AÑOS DE ESCLAVITUD – TAN VISCERAL COMO NECESARIA

By
on
16 enero, 2014

12_anos_de_esclativud_sesioncinefila

Entre películas y películas apareció en la cartelera 12 años de esclavitud del genial y prometedor Steve McQueen, un director que ya nos sorprendió con Hunger y Shame a través de su personal mirada y forma de dirigir. Por unas cosas u otras fui dejando su visionado y el otro día pude acudir al cine con un compañero de dirección cinematográfica, oscar (puede que sea un presagio para la película 🙂 ) y poder asistir a lo que sería una experiencia incómodamente maravillosa.

12 años de esclavitud, se empezó a labrar un incorrecto y erróneo chascarrillo que corría de boca en boca envenenando el visionado a no pocas personas…”esta película es incomoda de ver y vais a poder asistir al visionado mas feroz y duro, de todas las películas que han tratado el esclavismo…”. Lejos de ser una verdad, es una opinión respetable, pero que el subscribe no comparte absolutamente para nada. La película trata de inculcar y plasmar una verdad incomoda que a día de hoy sigue golpeando consciencias y formas de pensar, pero…¿alguna película había conseguido transmitir esa realidad incomoda al 100%…? Bueno, existen muchas películas sobre el esclavismo, aunque menos de las que pensáis, pero creo que muy pocas consiguen transmitir ese agobio y esa necesidad de ponerse en la piel del protagonista, ese protagonista que vive “normal” y de la noche a la mañana pierde todo lo que le hace libre a una persona, entre ellas la opción de elegir, por lo menos mas allá de seguir o acabar con tu vida, opción que puede ser arrebatada por los negreros en cualquier momento.

12años_3_sesioncinefila

Digo que no comparto la frase que antes he comentado, por el hecho de que esa frase encasilla a la película en un estereotipo de película que se basa en el continente y no el contenido, cuando la verdad es que el contenido de esta película es mucho más enriquecedor e incluso mas atroz y espeluznante que el simple hecho de ver escenas violentas.

Steve McQueen vuelve a contar con su actor fetiche Michael Fassbender y es que después de participar en todas sus películas como actor principal, en esta última obra de McQueen, Fassbender cede su protagonismo a Chiwetel Ejiofor actor muy conocido por sus papeles de secundario y que en esta ocasión nos demuestra su valía en un papel de un gran peso interpretativo. Realmente todos los actores que aparecen en pantalla están de notable para arriba y es que el director ha conseguido captar y exprimir la esencia de cada actuación haciendo que cada uno sea protagonista de todo lo que le ocurre al personaje de Ejiofor.

McQueen consigue a través de un hecho real y su respectiva obra literaria, crear esa angustia y empatía en todos los espectadores que nunca han vivido un hecho parecido, el nexo de unión es esa libertad robada, algo que si podría ocurrirnos a todos nosotros y por el cual vamos a vivir, sufrir, entender, enjuiciar y criticar unas practicas que aun a día de hoy siguen presentes en diferentes formas y lugares.

12años_sesioncinefila

Fassbender está de sobresaliente, su papel como negrero implacable coloca la película en su momento más álgido desde que su presencia inunda la pantalla,  otro de los negreros de la película es Benedict Cumberbatch, un actor grandioso que también podremos encontrar en la magistral Agosto y que en esta ocasión hace de puente entre el infierno de el esclavismo para pasar al infierno multiplicado por 1000. Dos Negreros que solamente difieren en la forma de plasmar una existencia en un mundo corrompido y gobernado por hienas, pero que sucumben a una verdad incomoda y cruel.

La música de Hans Zimmer acompaña de forma magistral a los cánticos de los esclavos, sonidos que fueron el origen e inicio del Blues.

McQueen también introduce con fuerza la religión, a su forma de hacer daño a través de las oscuras y corrompidas visiones de los negreros y como el personaje de Fassbender inculca dolor y castigo reflejando las acciones de todo lo que le molesta, por medio de la Biblia. Tampoco es baladí el personaje de Brad Pitt, un “carpintero” que sermonea al negrero mas cruel, jugandose su vida por aquellos desfavorecidos que ve como sufren en un mundo que no es el suyo y que no llega a comprender.

Película Imprescindible que no solo nos regala un trabajo técnico impecable, también nos catapulta a un torbellino de sensaciones donde Steve McQueen nos llevara en volandas a su antojo, para que llegado el momento nos suelte en una de esas tomas fijas,marca de la casa, frente al protagonista y cuando este nos mire directamente a los ojos, podamos discernir la maldad, el dolor, las acciones, el bien, el mal y todo lo que le ocurre al personaje. Sera un momento incomodo para muchos, pero creo que esa es la inmersión y el objetivo de una película que esta destinada a colocarse en un lugar importante en la historia del cine.

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Joseba García
Bilbao

Hola, desde sesioncinefila.com intentare compartir mi gran pasión por el séptimo arte, desde el cual hablare de todo el cine que vea, festivales y de los proyectos personales. Director Cinematográfico en ciernes, por la ECPV (Escuela del Cine del País Vasco) y Diseñador Gráfico de profesión. "Klaatu Barada Nikto"

Categorías